Última semana: todo comercio deberá aceptar pago electrónico

Cuando se dice todo comerciante se refiere al almacenero y hasta el profesional que brinda servicios a consumidores finales y está inscripto como monotributista. La condición suficiente es que lo que se venda sea a consumidores finales 
El sábado 31 de marzo próximo será el último día para que comerciantes, prestadores de servicios y profesionales adhieran a la aceptación de pagos a través de tarjetas de débito, tal como lo estableció la obligación de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que fijó multas para quienes no cumplan.

La iniciativa de la Afip busca promover la implementación de equipos de puntos venta (POS) en los comercios de todo el país, para que los consumidores tengan la opción de utilizar la tarjeta de débito como medio de pago, en el marco del cumplimiento de la ley 27.253
La resolución alcanza a todos aquellos negocios que realicen en forma habitual la venta de cosas muebles para consumo final, presten servicios de consumo masivo, realicen obras o locaciones de cosas muebles. Los comercios deberán exhibir un cartel que contiene el código QR además de los datos del comercio y los medios de pago que acepta.
Así es el cartel que deberán exhibir los comercios sí o sí a partir del 31 de marzo.
Según especialistas, la exigencia de Afip sin dudas contribuyó a que más comercios comenzaran a aceptar débito. Por otro lado, también ayudó la baja en las comisiones, la bonificación de costos y la innovación en la tecnología que se dio durante los primeros meses de la implementación de la ley 27.253, en vigencia desde el 13 de junio de 2016. 
La ley se fue implementando progresivamente, el cronograma de obligatoriedad comenzó en abril de 2017 y con la adecuación de las categorías más bajas del monotributo -A, B, C y D- se complementaría con la última etapa de su puesta en vigencia. De ahora en más, quien incumpla con la normativa podrá recibir multas de entre $ 300 y $ 30.000, y clausuras de entre 3 y 10 días.
Sin embargo, en diálogo con Rosarioplus.com, el analista financiero Federico Fiscella planteó que "la adecuación aun viene lenta ya que si bien en el caso de comercios está claro como podrán controlar que se cumpla la normativa el panorama se torna más confuso cuando vamos al caso de profesionales que facturan a consumidores finales". 
Lo que sí está claro es que todos los almacenes, supermercados chinos, o cualquier kiosco deberá contar con esta opción de pago. "La única excepción es que se facture menos de 10 pesos o que el comercio pertenezca a una localidad de menos de 10 mil habitantes según el último censo de 2010", detalló.
Es decir que ya ningún comercio ni supermercado podrá no aceptar posnet por una compra de bajo monto. Una compra de 10 pesos ya puede habilitar la compra con débito, más allá de lo que sostenga el kiosquero del barrio. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Declararon inconstitucionales las designaciones de fiscales auxiliares

El próximo mes vuelven a aumentar la energía eléctrica y el gas natural