Mal en matemática, bien en lengua: el resultado de Aprender

Esos son los datos de 6º año del secundario, que se difundieron ayer; en 6º grado de primaria, los chicos mejoraron en ciencias naturales y sociales; el nivel de la enseñanza en las escuelas de gestión privada supera al de las públicas

Una de cal y otra de arena: el 62% de los estudiantes del último año de secundaria en la Argentina alcanzan niveles de logro altos en lengua. Por el contrario, apenas el 31,2% por ciento logran niveles "satisfactorios" o "avanzados" en matemática.
Es decir que en matemática los alumnos que quedan en el nivel "básico" o "por debajo del nivel básico" son casi el 70%, para ser más exactos: el 68,8% del total a nivel nacional. En lengua, al contrario, ese porcentaje es del 37,5%.
Así surge de los resultados de la evaluación Aprender 2017, que el presidente Mauricio Macri y el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, presentaron ayer desde la Escuela Normal Nº 6 Eduardo Costa de Campana, Buenos Aires.
En la escuela primaria, en cambio, los resultados de Aprender 2017 permiten un mayor optimismo. Los alumnos de ese nivel educativo fueron evaluados solo en ciencias sociales y en ciencias naturales. El 67,5% de los alumnos de 6º grado, en promedio, alcanzaron niveles altos en ciencias naturales. La cantidad de alumnos que lograron puntajes "satisfactorios" o "avanzados", los dos niveles más altos de los cuatro que contempla la evaluación, representa una mejora destacable respecto del operativo ONE de 2013, cuando solo el 53,2% de los alumnos llegaban a esos niveles.
En Aprender 2017 participaron 309.000 estudiantes del último año de escuelas secundarias tanto públicas como privadas. La prueba fue censal, es decir, alumno por alumno, y se tomó solo en lengua y matemática. En el caso de primaria, se tomó en 6º grado y también fue censal. Fueron evaluados 580.000 alumnos de escuelas públicas y privadas.

Secundaria, con altibajos

"Hay una notable mejoría en lengua: 6 de cada 10 de los chicos evaluados en el último año de secundaria registran niveles de satisfactorios para arriba", señaló Finocchiaro a LA NACION. En lengua, la mejora es altamente significativa. Respecto de 2016, hay un 9% más de chicos en los niveles altos de rendimiento en lengua. Y respecto de 2013, la mejora es de 12 puntos porcentuales.
"Este fue el incremento más grande en Aprender 2017", sostuvo la secretaria de Evaluación Educativa, Elena Duro. Los alumnos de nivel avanzado en Aprender 2017 llegan al 17,1%, mientras que en 2013 representaban un 11%.
¿A qué se debe esta mejora? "En primer lugar, a la fuerte capacitación que el Instituto Nacional de Formación Docente (Infod) ha venido haciendo con los docentes en el área de lengua, poniendo mucho foco en comprensión lectora, pero con todos los docentes en general, los que dan matemática, historia", argumentó Finocchiaro, que también atribuyó esta evolución positiva de los aprendizajes en lengua a la decisión de informar a cada escuela de sus resultados de manera detallada.
Sin embargo, Duro reconoció que todavía no se cruzaron los resultados escuela por escuela con los datos acerca de cuánto aprovecharon sus reportes como para llegar a una conclusión tajante sobre la causa de la mejora. "Lo vamos a hacer en los próximos meses en la provincia de Buenos Aires", explicó.
Respecto de matemática, el problema parece endémico en el sistema educativo argentino. Entre 2013 y 2017, el porcentaje de alumnos que alcanzan los niveles "satisfactorios" y "avanzados" se mantiene bajo y constante. Lo más preocupante es la tendencia que muestra un empeoramiento.
Si en 2013 el porcentaje de "avanzado" y "satisfactorio" correspondió a poco más de un tercio del país, el 35,3%, más de cuatro años después, el porcentaje bajó al 31,2%, aunque subió respecto de Aprender 2016, cuando la cantidad de alumnos en esos niveles fue del 29,8%. En 2013, el porcentaje de chicos con nivel "básico" y "por debajo del básico" era del 64,7%. Hoy, es del 68,8%.
Según Duro, una de las causas del estancamiento en matemáticas es la falta de docentes formados en la disciplinas y al mismo tiempo en pedagogía de la matemática.
Para la directora del Infod, Cecilia Veleda, "en secundaria, un porcentaje variable de docentes según las provincias no tienen la titulación requerida para el cargo que ocupan. Hay poca oferta de profesorados de matemática". También describió "problemas con los enfoques didácticos de la matemática".
Cuando se compara el desempeño de alumnos de distintos niveles socioeconómicos se muestran altos niveles de inequidad. En lengua, el 82% de los chicos del 30% de nivel socioeconómico más alto alcanzan resultados "satisfactorios" o "avanzados". Entre el 30% más vulnerable se reduce a 59%. En matemática, en el tercil de mayores ingresos el porcentaje con desempeño alto en matemática alcanza al 55,4%, mientras que entre el 30% más pobre ese porcentaje apenas llega al 13,2%.
"El nivel de desempeño en matemática presenta brechas de inequidad muy fuertes. El sistema educativo argentino es uno de los sistemas educativos más desiguales de la región", analizó Duro.
Sin embargo, aunque la inequidad impacta de manera alarmante en el tercil más vulnerable, los porcentajes del tercil más alto de la escala social y del 30% de escala media, donde el porcentaje de niveles altos de aprendizaje de matemática llega al 29,2%, tampoco son tranquilizadores y muestran que la matemática es un problema transversal a los niveles socioeconómicos.

Primaria, avances en ciencias

Los resultados representan una buena noticia en las áreas de ciencias sociales y naturales en la escuela primaria, aunque todavía resta un importante porcentaje de alumnos en niveles bajos. En el caso de ciencias naturales, más de un tercio de los alumnos a nivel nacional, el 32,5%, están en niveles "básicos" o "por debajo del nivel básico". En ciencias sociales, alcanzan el 34,4%.
Según Veleda, "el plan de poner un foco muy fuerte en la comprensión lectora está basado en evidencia que plantea que mejorar la capacidad de comunicación redunda a su vez en mejora en otras áreas".
Una precisión técnica central figura en el informe de Aprender 2017 que estuvo ausente en la primera presentación de los resultados de Aprender 2016, en marzo pasado: se trata de la corrección de los resultados de escuelas privadas y públicas a partir de tener en cuenta el nivel socioeconómico de sus alumnos, que siempre distorsiona los resultados a favor de las privadas.
Sin embargo, aun hecha esa corrección, el desempeño de las escuelas privadas en 6º grado es mejor que el de las públicas. En ciencias sociales, entre los chicos de nivel socioeconómico alto de escuelas públicas, el 76,6% alcanzan resultados buenos. Ese porcentaje sube al 90,4% en las privadas. En el tercio de chicos más vulnerables, solo el 49,2% de los alumnos están en niveles altos en ciencias sociales en la escuela estatal, mientras que ese porcentaje llega al 57,4 en el privado.
A pesar de eso, Aprender 2017 muestra casos de escuelas públicas vulnerables que "logran superar las barreras del contexto". En ciencias naturales, hay un 47,8% de esas escuelas que desafían al destino de pobreza de su contexto y la cantidad de alumnos que alcanzan los mejores resultados supera al promedio nacional de 67%.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Entre las obras «ejecutadas» por la constructora Luis Losi figura la inexistente pavimentación de la ruta Federal-La Paz

“Yo cobraba un cheque de $50 mil y me daban 2.500”, confesó un contratado del Senado

Declararon inconstitucionales las designaciones de fiscales auxiliares